Personal shopper, la profesión de moda

La profesión de personal shopper es apasionante. El mundo del estilismo está lleno de nuevos retos y lo mejor de todo es que nunca resulta aburrido ni rutinario.

Una de los aspectos más atractivos de la profesión de personal shopper es la oportunidad de transformar a las personas, ayudarlas a sacarse el máximo partido. La posibilidad de resaltar la belleza natural de las personas así como de disimular sus defectos. Es maravilloso poder sacar lo mejor de la persona y transformar la imagen personal.

La mayoría de la gente siempre se queja de que no les gusta su trabajo, mientras que los personal shopper disfrutan cada minuto del día con lo que hacen. Es una profesión que permite estar en contacto con las tiendas y las prendas de vestir, así como con los clientes, para poder ayudarles a sacar el máximo partido de su imagen.

En la actualidad, el mundo del estilismo y personal shopper ofrece un amplio abanico de posibilidades laborales. Desde trabajar en una tienda, a trabajar como free-lance y ofrecer servicios a particulares y empresas (por ejemplo, muchos hoteles ofrecen servicio de personal shopper a sus clientes) pasando por combinar las dos cosas. La profesión permite tener un trabajo variado y nada rutinario y la posibilidad de poder elegir y combinar diferentes opciones entre sí. Trabajar en una tienda es una buena opción ya que ofrece trabajo fijo y la posibilidad de aprender y practicar cada día. Por otro lado, se puede trabajar como free-lance, atendiendo a clientas y ofreciendo los servicios de personal shopper a clientes de todo tipo. Incluso se puede tener un negocio propio de personal shopper, trabajar con tus clientas ofreciendo servicios de compras y organizando el fondo de armario y la nueva ropa de temporada. Por lo tanto se pueden combinar todas las opciones y elegir las que más te gusta.


Es evidente que es una profesión apasionante y muy bien remunerada. Para poder triunfar en la profesión de personal shopper, lo primero es tener una buena y sólida formación que permita al profesional desarrollar una buena técnica. Es muy importante también recibir orientación sobre mercado laboral para que sea más fácil buscar trabajo. Además de voluntad, entusiasmo lo más importante es tener buena actitud, ser constante y estar dispuesto a alcanzar los objetivos marcados. Sin duda, esta es la fórmula para poder conseguir grandes cosas dentro de esta profesión.

Por último, otros aspectos significativos serían disponer de una correcta visón de negocio para gestionar las opciones que van surgiendo y sobre todo, ser un buen profesional y saber venderse. Sobre todo, hay que tener en cuenta que un personal shopper debe formarse continuamente, asistir a seminarios, hacer cursos y estar al día en cuanto a moda y tendencias, tal y como requiere la profesión.

Articulos I Escuelas de Estilismo I Personal Shopper I Canastillas para bebe

 

 


visita www.eprobellezamoda.com